Sin competencia

Nos hemos quedado sin competencia, el Oasis primero y ahora la discoteca El Jardín.
Un artículo en la prensa local narra con detalles la próxima venta de la parcela, en donde se asienta esta mítica discoteca gijonesa. http://www.elcomercio.es/gijon/201606/05/jardin-sale-venta-20160605031341-v.html

Unos millones de €uritos, varias viviendas unifamiliares ó quizás viviendas pareadas es el futuro del Jardín. El barrio de La Pipa descansara.

Me despido del Jardín, de sus propietarios, de la Jaula con Gogos, de los calamares fritos, de los maravillosos años 60 cuando Enrique y Yolanda me subían los días de fiesta, por las mañanas, a la hora del aperitivo.

Me despido de los años 70, cuando los viernes por la tarde subía con mis amigos en mi moto Minicross, a ligar, a intentarlo por lo menos. Quería bailar agarrao y las mozas siempre me dejaban, creo que apretaba demasiado y de vez en cuando las pisaba.

Me despido de los Gin Kas, aunque de estos me despedí hace años, era MG ó no, la duda se finiquitara para siempre.
Me despido de mi competencia, años en que ganamos las tardes y las noches, años hace que las perdimos.

En fin, me despido de parte de nuestra historia, recuerdos de fiestas, de amores, de aventuras y desventuras, nos despedimos de la discoteca El Jardín, de las noches de feria, me despido de las tardes de mi juventud.
Hasta siempre.